Llegaste sin pedir permiso, no lo necesitabas…

Iluminaste mi vida más allá de lo comprensible…

Abriste ese cofre que tenía guardado solo para ti y sacaste tu regalo…

Amor, amor puro e incondicional, guardado secretamente en mi corazón…

Todo eso es tuyo…

Me cambiaste…

Ahora soy el guardián de tu vida…

Ahora soy el León que cuidará tu crecimiento, tus conocimientos y experiencias…

Pobre de aquel que se atreva a perturbar tu felicidad, en lo más mínimo…

Conocerá a la bestia que te cuida celosamente…

Vive, experimenta, escoge tu camino, comete tus errores, arriésgate, ama, vive…

La vida es una variable que siempre cambiará…

Pero debes saber algo…

Me cambiaste…

La única constante que jamás cambiará será mi amor…

Aunque por causas de la vida en un futuro no esté materialmente contigo…

Entraste sin pedir permiso a mi vida, yo entré sin pedírtelo a la tuya…

Jamás conocí un amor más grande…

Te amo…

Anuncios