Anoche he tenido un sueño muy realista, en los días que me resfrío como el de ayer precisamente, tiendo a dormir mal, con pesadillas, esto surge gracias a la fiebre que me da y la sinusitis, mi cerebro divaga mucho, el sueño de anoche tenia una excelente trama, lastima que no tuve el tiempo para ver el final, en muchos otros pude verlo… Si les gusta el sueño, procuro terminarlo en una historia… Basta de charla, contémoslo…

Me encuentro hablando por celular con un amigo, no se que amigo era, solo se que estoy en la calle, viendo hacia un horizonte despejado de la ciudad, iban siendo las 6 de la tarde, el sol estaba ocultándose en el horizonte, apenas cuelgo la llamada veo una enorme bola rodeada de fuego azul y amarillo en su centro que cae del cielo, la velocidad es tan grande que no tiempo de nada, solo de ver una espectacular explosión nuclear, inmensa, la brisa de dicha explosión y los objetos que de ella salen disparados me golpean la cara, otros espectadores que están a mi lado huyen despavoridos ante tal hecho, yo solo tiendo a pensar que la persona que acabo de hablar se encontraba precisamente en ese sector.

Ahora estoy en un punto muy delante de la historia, ya se que el impactó se trató de una nave extraterrestre llegando a la tierra, estoy en mi casa leyendo las noticias en Internet, leo que hay una conmoción mundial, siento el miedo que se ha generado, los gobiernos deciden recibir a los extraños con una gala de bienvenida, también leo que muchos que están en contra de ese recibimiento y en contra de los alienígenas han desaparecido, los mismos gobiernos se han encargado de callarlos, para mis adentros analizo dicha acción y pienso que la situación no está para provocaciones,  los que están en contra pueden llegar a crear una provocación bélica y se sucedería lo que profetizó el astrofísico Sthephen Hawking, que si nos ponemos a contactar razas extraterrestres estas pueden que lleguen a ser hostiles y si son más avanzadas que nosotros en tecnología podría ser la desaparición de la raza humana.

Otro salto en el tiempo, ahora me encuentro en la gala de recibimiento, me piden que les lleve a los invitados una caja, no se que contiene, soy un mesero, están en una lujosa cabaña a las afueras, me reciben dos criaturas que parecen perros rabiosos pero sin la piel, parecen calamares con 4 patas, sale alguien los calma, este parece un calamar pero humanoide, entrego el paquete no me dice nada, me dispongo a retirarme, miro al cielo y muy rápidamente desaparece una silueta pero que veo muy bien, una enorme araña que pareciera estar parada sobre la tierra, es enorme, cubrió casi por completo la cuarta parte del cielo que miré y eso es decir mucho. Pienso que si esos son los animales que estos tipos controlan, no les queda mucho tiempo a mi hijo, mi familia y conocidos, todos moriremos en una cruel guerra.

Salto en el tiempo, ya no soy un mesero, ahora soy un espía que se infiltró en la gala de recibimiento, hay otro espía conmigo, me dice que me esconda en uno de los cuartos del lujoso hotel hasta que lleguen los invitados. El Hotel es muy lujoso, con candelabros dorados, cristales brillantes, muebles y cuadros de la época colonial, es muy lindo, tienen un tapete rojo para esperar la llegada de los aliens, siento su miedo y preocupación, se que es una forma de adularlos para que se vayan en paz.

Han llegado los visitantes, yo me asomo por un balcón, aunque nadie me presta atención, todos empiezan a celebrar y aplaudir, se les nota que necesitan hacerlos sentir bien, veo gente muy bien vestida con trajes. Quien entra en un gordo y enorme pulpo con tentáculos bien alargados y un enorme ojo, con él varios Calamares Humanoides.

Este pulpo empieza a hablar en un perfecto inglés, siendo que es la lengua mundial, enseguida me doy cuenta lo bien estudiado que tienen a este planeta, siento la guerra venir, me la imagino y me entristece, el pulpo está diciendo que no van a durar mucho tiempo, se ve amistoso, pero se que es una máscara, dice que consumen productos del mar y cuando estén abastecidos dejarán el planeta, veo algunos científicos felices por descubrir que existe vida en otros planetas, pero a la vez los veo aterrorizados, escucho a una señora decir que el nivel del mar ha bajado bastante.

Me despierto, me doy cuenta que solo era un sueño producto del resfriado y me siento aliviado. Pero no dejo de pensar en toda la parte lógica del sueño, la forma de actuar de los gobiernos ante tal hecho, la aceptación del inminente destino ya que si nos quedábamos sin la comida del mar, incluso el agua, nuestra existencia se reduciría o perecería, fue extraño y a la vez interesante.

Anuncios